A lo largo de nuestro viaje en el mundo de la moda responsable nos hemos cruzado con nuevos términos y procesos como upcycling, remanufacturing, recycling, entre muchos otros, en esta ocasión, hablaremos de un término que a pesar de practicarse desde hace mucho tiempo en los últimos años, ha cobrado importancia porque ha venido a revolucionar los procesos de manufactura ¡Sí! estamos hablando del upcycling.

Upcycling surge de la necesidad de darle una segunda oportunidad de vida a todo aquello que puede tener otra utilidad, para que no vaya directamente a la basura, en otras palabras, se considera como la reutilización creativa de productos que, acorde al criterio de algunos ya no sirven; con la finalidad de darle un nuevo uso.

¡La mejor parte de este proceso es que lo puedes realizar desde tu casa, la creatividad es tu mejor aliado!

El upcycling no se limita a un solo tipo de proceso ya que existen diversas maneras de hacerlo, la falta de materiales no debe de ser una preocupación, pues ataca diversas problemáticas de nuestro día a día, es hora de cambiar nuestro concepto de “basura” y comenzar a crear con materiales que tenemos a nuestro alrededor. A continuación, te compartimos algunos ejemplos de diseñadores y/o marcas que han puesto en práctica este proceso de forma ingeniosa:

 
  • En el 2018, durante la Semana del Diseño en Milán la diseñadora Eileen Fisher presentó una colección de tapices, vestidos y accesorios realizados a partir de restos de tela y ropa de segunda mano que no logró vender. La reutilización de telas es uno de los procesos más comunes -ya sea a través de retazos sobrantes de la misma o por medio de ropa usada y/o “pasada de moda”-.
  • La diseñadora Nelly Bonati realiza joyería a partir de los plásticos que recoge en su playa natal, su primera presentación fue en Karlsruhe en la feria “Just plastics new uses” Una problemática actual a nivel mundial es la excesiva cantidad de plástico que se encuentra en las playas, la cual contamina los océanos y pone en riesgo la vida marina, estas creaciones atacan el problema de forma creativa. 
  • Siguiendo la línea de joyería, la constante actualización de dispositivos electrónicos y su consumo han provocado una alta cantidad de desechos, por eso, se han creado líneas de bisutería con restos de computadora, cintas magnéticas de casetes de audios y otros componentes electrónicos.
  • Por último dejamos un ejemplo muy ingenioso, se trata de Uptitude un start-up que realiza lentes de sol, específicamente las monturas de los anteojos con materiales de esquís y tablas de snowboard viejo.
 

Estos ejemplos son sólo una pequeña parte de este movimiento que crea objetos con una función similar o diferente a la anterior, creando así piezas únicas. Puede ser algo tan sencillo como transformar unos jeans rotos en una tote bag o convertir los jeans “más aburridos” en un short tie dye.

Con estas acciones  transformamos residuos en objetos de valor que cuentan una historia y reinventa lo que eran originalmente, este proceso puede llegar a ser liberador de forma personal y ser una herramienta clave para la revolución de la moda, ya que al reducir varias etapas de los procesos tradicionales se reduce la emisión de desechos químicos y gases de efecto invernadero.

Sabemos que puede ser abrumador querer abarcar tantos cambios al momento de optar por una vida más sustentable, sin embargo, no olvides que es mejor ser ambientalistas imperfectos a no hacer nada.

Esta práctica cada vez es más valiosa y toma más importancia a nivel mundial, con plataformas como Etsy y Pinterest que nos dan la oportunidad de inspirarnos y promover la creación de objetos exclusivos siendo conscientes de nuestra huella ecológica; sin duda una ventaja para el planeta, el arte, la creatividad, el emprendimiento, la economía y los materiales que fuera de ser un desecho se transforman en productos de arte invaluables.

 

Te invitamos a que lo intentes, ¡la imaginación no tiene límites!

 

Escrito por Leslie Valencia y Andrea Rogel Flores